¡Siguenos!

jueves, 3 de marzo de 2011

Don't Forget ·Capitulo 2 Historia 1/2




Summary: Porque la soledad algunas veces puede ser tormentosa. No todos tienen suerte con el amor y aunque sea un poco de este se necesita para ser feliz así el orgullo que poseemos no nos deje reconocerlo.

Los personajes obvios pertenecen a L.J Smith, pero los que no conozcan y la historia son míos. ;)

Capitulo 2º Historia 1/2

POV'S Damon.

El repentino sudor corría por mi frente, no lograba entender como una pesadilla me afecto tanto, claro, no es que era cualquier pesadilla… En una donde te matan no es muy agradable y menos cuando tu asesino tiene cabello rojo y ojos verdes cuyo nombre desconoces… Sin mencionar que es endemoniadamente hermosa que hasta es imposible de creer a simple vista que cometiera una hazaña así.

Este es el plan – me dijo una vocecita – te olvidas de ella, y luego de nuevo en lo que estabas antes de que apareciera… ¿y en que estaba antes de que apareciera?

Muy inquieto como para conciliar de nuevo el sueño me levante, colocando los pies sobre el frío suelo que de haber sido humano seguro me estremecería al contacto, pero no soy humano…

La luna hacia descender su luz sobre el bosque haciendo que desde el ángulo de la ventana de mi habitación no se viera tan tenebroso, incluso se veía hermoso. Con la nitidez de mi vista, hasta los pequeños detalles los podía ver perfectamente, los animales que merodeaban por el bosque y unos que otros acurrucados entre si para protegerse del frío de la noche, las hojas en el suelo, que en lugar de haber caído pareciese como si alguien se hubiera tomado la delicadeza de colocarlas una por una y formar un perfecto patrón ¿Por qué no notábamos esto de día? Quizás porque las veces que alguien esta ahí siente miedo y no se toma el tiempo de examinar como tal su alrededor, y quizás porque los humanos no tenían los sentidos tan desarrollados y no notaban los detalles. ¿Y yo porque no lo notaba? Porque estaba muy ocupado atemorizando a los humanos que estaban ahí.

Podría quedarme lo que quedaba de noche ahí, contemplando el bosque en su punto mas impactante, pero mi impaciencia me llevo hasta la biblioteca, ayer, paso algo muy extraño; La vampiresa entro a la casa sin que la hubiesen invitado ¡y eso no es posible para un vampiro! Y cuando aquel “dolor de cabeza” me invadió, fue más que un dolor de cabeza, sentía cada parte de mi cerebro explotar. Algo que en mi vida nunca había visto que un vampiro hiciera, las brujas lo hacen, la amiguita estúpida de Elena cada vez que me acerco lo hace lo que me recuerda ¡¿Cuál es el problema de esa chica?! OK. Concéntrate – Me reprendí internamente.

Aquí hay algo raro, si es una vampira – de eso no hoy duda después de la demostración – Pero no puede hacer nada de eso, ni entrar a casas sin permiso, ni crearle un fuerte dolor de cabeza a otro vampiro ¡Ni nada!

Cálmate, no te empieces a obsesionar, no con ella – Me repetía una y otra vez intentando calmar la intriga que se estaba creando en mi interior, queriendo saber todo y algo me decía que saber todo de esa chica no me llevaría a nada bueno, puede haber muchas consecuencias ¿Y cuando evalúo yo las consecuencias?

Una vez frente la biblioteca examine los libros con determinación, sin perder ningún detalle de ellos, a lo largo de los años, la biblioteca se había llenado de toda clases de libros, desde un libro de deportes hasta el más mítico, unos eran originales, mis antepasados tenían la extraña obsesión de coleccionarlos, aun recuerdo los cuentos acerca de vampiros y la masacre que se desato, y hoy me parece irónico todo eso.

Habían unos que otros libros que se encontraban escondido entre otros mas grandes y de diferentes contenidos, logrando así la confusión y pasar desapercibidos, pero yo ya sabía de memoria donde se encontraban todos estos, hace unos años, en una de las pocas veces que estaba aquí el tiempo que tenía libre cunado no estaba seduciendo a jóvenes hermosas o jodiendole la vida a Stefan, me sentaba a leer puesto que un día comprobé que todas las leyendas que estaban escritas en los libros míticos olvidados parecían ser ciertas.

Luego de unos minutos tenía en mis manos un libro de cubierta marrón oscura que en el centro tenía una estrella de seis puntas, el símbolo o talismán de cualquier cosa mágica. El libro no contenía tantas cosas como el grimorio de Bonnie, no tenía hechizos pero si explicaciones, probables explicaciones.

Y ahí estaba, en la sección de brujas, en una caligrafía bastante antigua y a su vez perfecta, en esta sección definía todo lo necesario acerca de las brujas, de todos tipos de brujas, y encontré el párrafo que en aquel tiempo me parecía insignificante…


“Hay brujas, que por cualquier circunstancias terminan en manos de otro poder, es posible la transformación de una bruja a vampiro, algunas prefieren no completar el proceso de transformación a convertirse en su enemigo, otras, aquellas que le tienen miedo a la muerte, completan el proceso y son obligadas a elegir, o le sirve a los vampiros ó a las brujas, hay muchas que se rehúsan a efectuar tal decisión por motivos desconocidos y son desterradas, amenazadas por si deciden volver, es una cultura que esta formada por pocos miembros, son pocos a los que les sucede algo así. Lo que no sabían los clanes para ese entonces, es que sus poderes y dones son mezclados, convirtiéndolos en una terrible amenaza, para cuando descubrieron esto, ambos grupos intentaron crear fuerzas y experimentar, pero para ello necesitaban una bruja o un vampiro, pero los vampiros se negaron a darle a las brujas lo que querían y viceversa”

Maravillado y perplejo cerré el libro dejándolo sobre el sofá en el que me había sentado, y ahí estaban todas las respuestas que necesitaba, encajaban todas las piezas del reciente rompecabezas. Y ahí justo en ese momento me plante un pregunta ¿De que parte del bando estaba ella? Y me encontré deseando que fuera una desterrada…

- Te has levantado temprano – La voz de Stefan se deslizo en la habitación rompiendo el impecable silencio de la biblioteca.

- He tenido una pesadilla – respondí automáticamente.

- ¿La has tenido o te la han causado? – preguntó con ojos entrecerrados.

- No lo se – un encogimiento de hombros resto importancia a su pregunta, y ahora que lo menciona ¿Sería ella la que lo causo? Pues si fue ella, le doy gracias, si no hubiera podido dormir no hubiera bajado hasta acá y descubierto eso, o por lo menos recordado.

Con una sonrisa en la cara me levante y fui hasta el sótano donde tome una bolsa de sangre y la vacíe en solo segundos, hoy encontraría a la chica, sabré su nombre y porque esta aquí, muy tarde para no obsesionarme.

Para cuando salí de la ducha y estuve vestido, ya eran eso de las nueve de la mañana, sin ganas de caminar tome el Ferrari, en pocos minutos estuve en el centro del pueblo, justo como ayer, lo que causaba una sensación de deja vu. Camine por las calles, a sabiendas que en algún lugar tenía que encontrarla, cada vez que veía a una pelirroja me le acercaba sigilosamente y eso estaba siendo estúpido, ella se enteraría si estuviera justo atrás de ella o siguiéndola, probablemente yo la vería solo si ella quisiera que la viera.

Y así como si mis ojos se hubieran dado cuenta de que siempre estuvo y no lo note, una melena de color rojo descendía en ondas sobre los hombros y la espalda de un chica que se sentaba en un banco alejado del solitario parque, no dudaba que fuera ella, había un tipo de imán que me atraía hacia ella.

Camine con mi característica sonrisa en la cara, una vez cerca de ella su olor inundó mis fosas nasales dejándome casi anonado y eso empezó a preocuparme, estaba teniendo más control sobre mi de lo que parecía.

- No te has marchado – comente insinuantemente lo que hizo que volteara.

Se me había olvidado lo hermosa que era, su rostro, sus expresiones, su cuerpo… Era increíblemente hermosa y eso no lo había recordado, ella solo sonrió y algo me decía que ella sabía que había estado investigando, hizo una señal para que me sentara a su lado. Primero dude, pero luego no pude resistirme, quería estar más cerca de ella, aunque eso me distrajese un poco de lo que estoy seguro que ahora me contaría, su historia…

--------------------------------------------------------------------

¿Que Tal? Tenía abondano este fic, es que las ideas no llegaban... Bueno, espero que les guste el capi, pensaba publicarlo para después ya hacen dos o tres días que lo tengo listo pero hoy no pude resistirme, como sabran casi todas estamos ocupadas :S por lo menos yo la semana que viene empiezo con las pruebas de lapso y justo orita se supone que tengo que estar haciendo dos trabajos (a mano) que debo entregar para mañana, pero si no publicaba no iba a poder hacerlo tranquila xD Con el fic Seducción/4 ¡¡PRONTOO!! Esperamos que sea más pronto de lo que pensabamos ;) Pues espero que les guste y chicas, chicos, lectores, amantes de Damon... ¡¡Comenten!! dejenme su opinión, para que así quizas las ganas de escribir más seguido aumenten ;) XD

Byee!! Kisses!!

Susan (: